España: una, grande y perdida

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos” Albert Einstein

España, desde hace ya unos cuantos años, se ha convertido en uno de los mayores ejemplos de decadencia gubernamental, moral, y sobre todo, intelectual, en toda Europa. Y pese a que nos encante tirar pelotas al tejado de la casta política, o mejor aún, tirar piedras a la policía nacional, lo cierto es que no nos damos cuenta de dónde se arraiga la raíz del problema; en nosotros.

Si tuviéramos que definir al español medio, nos bastaría con nombrar dos características que dejan entrever ya las causas de nuestra situación actual. La primera y más indudable es que el español sabe de todo. Da igual cuál sea el tema de conversación, ya que cualquiera de nuestros compatriotas tendrá una opinión madura, bien formada, y sobradamente fundamentada (véase la ironía) que defenderá con uñas y dientes a costa de su propio idiotismo. Y la segunda y no menos importante es que un español es la marioneta más cómoda y fácil de manejar del mercado del juguete. Tan solo llénale de información confusa y entremezclada, y observa como su cabeza se llena de datos y frases preestablecidas que serán captados como verdad absoluta sin ningún tipo de duda previa.

Así nos va. El español es el único ser sobre la tierra capaz de quejarse sobre la crisis (que gran palabra) y criticar a aquellos que se manifiestan contra ella en un mismo día. Es el único que ensucia el nombre de su país con miles de insultos como peculiar manera de protestar por su frágil situación económica, y que más tarde gastará los ahorros de una larga temporada y se pintará la cara con su bandera para animar a un equipo de 22 mercenarios que perciben más dinero en un mes que él/ella en toda su vida. Fútbol, el opio del pueblo…Dale a un español fútbol y noticias sobre el Ébola, y disfruta metiendo la mano en su bolsillo. Puedes estar tranquilo, no va a enterarse de nada.

Para aquellos que piensen que frivolizo con un tema tan grave y actual como es el Ébola, sepan que como profesional sanitario que soy, me lo tomo muy en serio. Pero me gustaría recordar a mucha gente que mientras los casos de posible contagio (ni siquiera son asegurados) por dicha enfermedad en nuestro país no alcanzan siquiera el centenar, otra enfermedad mucho más grave se extiende entre nosotros como una verdadera pandemia: la pobreza. Ya en 2013 el 21´8% de la población vivía bajo el umbral de la pobreza, y un 6´8% eran casos severos (menos de 307 euros al mes), según datos de la EAPN. Estos datos suponen respectivamente unos 9 millones y 3 millones de personas aproximadamente. No concuerdo en prácticamente ninguna de las “ideas” que nuestra actual ministra de Sanidad ha propuesto a lo largo de los últimos años, pero el trato que le estamos dando no me parece justo. Mucha gente de a pie pide su dimisión porque no ha sabido llevar la situación o porque las medidas que han sido tomadas han sido insuficientes e improvisadas. Es más que evidente que la señora Ana Mato se ha visto desbordada por este problema, pero ¿qué esperaban? La enfermedad del Ébola ha sido inexistente para España durante años, nunca nadie se preocupó por ella, y de ahí la falta de medios para afrontarla. Parece que todos saben cómo abordar el tema, todos conocen las formas de contagio del virus, todos conocen los protocolos de seguridad que deberían haberse tomado en una situación de esta índole. De todos aquellos que tanto saben ¿Cuántos han propuesto una solución real? Yo les diré la respuesta, ninguno.

Abandonemos la hipocresía que de cara a toda Europa nos define, dejemos de un lado todos los falsos prejuicios que nos caracterizan, y sobre todo, abramos los ojos. No nos dejemos engañar, distraer, o manipular por información dirigida y canalizada con un único objetivo. Como dijeron mis padres, y seguramente los vuestros: Que el árbol no te impida ver el bosque.

Kiko San José

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s