Mi experiencia con el TDAH

Siempre he sido un malísimo estudiante. Odiaba el colegio y suspendía casi siempre. No recuerdo una sola clase en la que prestase atención ni un examen en el que no intentase copiar. Durante años me avergoncé de ello y creía que era estúpido hasta darme cuenta de que no hay ninguna conexión entre el colegio y vida (los malos estudiantes suelen tener más éxito) por lo que lo raro sería que no me hubiese aburrido.
Con 13 años me diagnosticaron TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).  Jamás nadie me preguntó por qué no estudiaba ni por qué me aburría tanto en clase. Tomé Concerta durante una temporada y me sentaba tan mal que me cambié a Ritalín. Sacaba mejores notas pero los efectos secundarios eran horribles por lo que decidí dejar de medicarme. Desde entonces empeoraron mis notas pero no me preocupa: soy mucho más feliz, hago más felices a los demás, no tengo ningún problema para concentrarme en cosas que me interesan. y aprendo mucho más. Me pregunto que hubiera sido de empresarios Richard Branson, Robert Kiyosaki o Cameron Herold si les hubiesen drogado con pastillas para el TDAH. Por favor, dejad de drogar a los niños por comportarse como niños con el único objetivo de mantenerlos dentro del anacrónico sistema educativo.

Duarte Falcó

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s