Amigos de internet

“Mis padres nunca me dijeron que no hablase con desconocidos y poniéndose el caso de que lo hubiesen hecho y supiera la cantidad de gente increíble (desconocida) que me estaba perdiendo, espero que no les hubiera hecho caso. Nunca me dijeron que no hablase con desconocidos y es lo que me da la vida cada día.

Quiero hablar de los amigos, de la cantidad de grandes amigos, que he conocido gracias a Internet. Personas que fueron grandes desconocidos en su momento, que me arroparon cuando lo necesité y celebraron mis sonrisas cuando había felicidad.

Está ella, esa chica de una sonrisa preciosa. Una niña acorde a la armonía de sus dientes cuando los enseña, aunque insegura y muy dulce. Una pequeña por dentro y una mujer en su piel, ella es mucho más de lo que cree, mucho más para mí y para la gente que la rodea. ¡Ay, si la conocierais!… qué de momentos le doy gracias por compartirlos conmigo, lo abrazos, las risas, las lágrimas, los paraguas, las tormentas, el calor…todo. Con ella todo empezó con una afición por lo mismo y por la misma persona, hace tiempo y hasta hoy. Y para siempre, espero.

Está él. Un tesoro oculto en lo más profundo de un mar lejano. Un tesoro como ninguno, por suerte o por desgracia sólo unos pocos hemos tenido la suerte de encontrar. A él lo conocí un día triste, apareció como el sol que aparece de entre el cielo gris, en medio de una tormenta. Alguien increíble que todos, mínimo una vez en la vida tenemos que conocer. Es entonces cuando la vida tendría verdaderamente sentido para quien no termina de encontrárselo. Es como la belleza de la naturaleza, esculpida con los años pero y qué impresionante…es una cueva en su ser, quizá insignificante cuando te la cruzas una y otra vez hasta que decides explorarla por dentro y te encuentras cristales preciosos con varios millones de años de nacimiento. Una persona que escucha, sonríe, ayuda, sonríe, te consuela, me consuela, me hace mejor persona. Y me hace vivir cada día.

Luego está ella otra, prácticamente la primera y como una hermana hoy en día y como madre cuando hace falta. Luego están ellas dos, y aquellas dos. ¡Ah y estas cinco chicas de aquel fin de semana, que sólo conocía por las diferentes redes sociales pero que parecíamos conocernos de toda la vida cuando compartimos palabras por primera vez! Y otras y tantas y otros tantos. Personas increíbles, a la distancia y desconocidos en su tiempo.

Gracias a mis padres por no prohibirme hablar con desconocidos porque ahora ellos también son mi familia.”

Anaís Rodríguez

Anuncios

Un pensamiento en “Amigos de internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s