En blanco

Nada, simplemente no había nada

Pero aun así ella no se rendía, seguía buscando porque sabía que tenían que estar por allí, en alguna parte.

¿Cómo era posible que simplemente todo estuviera en blanco?

Quizá era una broma, quizá la estaban engañando

No, no podía creerlo, ¿quién podría ser tan cruel de engañar a alguien de esa manera?

Quizá estaba loca, quizá había perdido la cabeza

No, espera, ya está, ya los veía, ya los había encontrado

No estaban todos, pero al menos había algo

Allí estaban, sus recuerdos.

Reconocía sus caras, le sonaban sus nombres

Sí, esa gente era su familia ¿cómo había podido olvidarse de ellos?

Ahora sonreía, los abrazaba, se sentía querida

No, no, esperad, no os vayáis, todavía no.

Ya está, era demasiado tarde, se habían vuelto a ir

Y ella seguía allí, sola, rodeada de aquellos extraños que decían ser su familia.

Elena Guijarro García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s