Mi recompensa

Y es que nuestra vida se basa en eso, admiramos a personas por lo que hacen, por lo que dicen, incluso por lo que no dicen, pero de verdad ¿Sabemos lo que realmente se debe admirar?

Yo admiro a aquellos que trabajan en silencio y dejan que su éxito haga todo el ruido

Admiro a aquellos que no desisten por duras que sean las condiciones que les imponga la vida

Admiro a todos esos deportistas profesionales que dan hasta el último atisbo de energía

Admiro a las personas que no quieren vivir una vida, sino que quieren construirla

Admiro a aquellas personas que trabajan duro en cumplir sus sueños, para que otros no les contraten para cumplir los suyos

Admiro, a los apasionados, animados, extrovertidos, inadvertidos, a todos aquellos que viven sonriendo porque saben que quedan razones

Admiro a aquellos que no están pero dieron su vida por alguien o algo

Admiro a todo aquel que vele por la ciudadanía en general

Admiro a personas sin techo que luchan día tras día por sobrevivir con lo poco o nada que les queda en la vida

Admiro también a aquellos que saben escribir, a aquellos que se decidieron por un libro sin dudarlo

Te admiro a ti por estar leyendo este artículo de alguien desconocido con ganas de ser escuchado

Admiro a tantas personas que sé que gracias a ellos soy quien soy

Porque admirarles y aprender de ellos siempre será mi mayor recompensa.

Josué Tavío Rodríguez

Anuncios

Un pensamiento en “Mi recompensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s