La Universidad de la Vida

A principios de los años cincuenta viví una situación que marcó mi vida y que trato de resumir a continuación:

Mi edad en aquel año era de 14 años y con gran esfuerzo por parte de mis padres me ingresaron en un colegio religioso.

En aquel curso nos tocó un joven profesor que se tomó la enseñanza en serio y seguía meticulosamente la actitud y comportamiento de cada uno de sus alumnos (entre ellos yo).

Este mencionado profesor observó que mi atención en clase y en consecuencia, mi rendimiento, dejaban mucho que desear y después de varias advertencias un día decidió amenazarme. No se le ocurrió otra idea que llamarme en privado y hacerme la siguiente observación que a continuación describo:

Estoy siguiendo de cerca tu comportamiento y tal como te he manifestado repetidamente, no prestas atención, siempre estás haciendo gracias con tus compañeros y no solamente estás perdiendo el tiempo tú, sino que me estás echando a perder la clase.

Parece mentira que no aprecies el esfuerzo económico que están haciendo tus padres para pagarte este colegio, que como tu muy bien sabes, no todas las familias pueden permitírselo.

En definitiva, que he tomado la decisión de escribir una nota para que se la entregues a tu padre, quejándome de tu comportamiento.

A.- ¿Una nota a mi padre? No se moleste en escribirle porque es analfabeto.

P.- ¿Analfabeto tu padre? Tenle más respeto a tu padre después de los años que ha pasado en la Universidad.

A.- Le estoy diciendo que mi padre no sabe leer ni escribir.

P .-Y yo te estoy diciendo que tu padre lleva estudiando durante toda su existencia en la Universidad de la vida, y espero y deseo que algún día logres aprender en estos tiempos que estamos viviendo, que lo que enseña a las personas son las dificultades que tienen que superar.

¿ Y por qué no olvido esta anécdota?

Porque mi padre trabajaba 12 horas diarias de peón en la construcción ,y mi madre tenía que limpiar las escaleras de tres portales cada día .No puedo olvidar el ver a mi madre con el recipiente de agua y los trapos de fregar, secar las escaleras de arriba abajo, de rodillas ,escalón por escalón.

Gracias profesor.

Fdo: Una persona humana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s