Ninguna estrella deja de brillar

Esto va  por ti, no porque sea Octubre, porque todos los meses del año te lo mereces.  Simplemente va por ti,  que te identificas con el rosa, que luces orgullosa tus heridas de guerra, porque eso son, cicatrices que demuestran que ahora eres más fuerte. Por no dejar nunca de bailar, por perderte entre la marabunta de personas que caminan entre Gran Vía y Preciados  cuando decías  que la casa se te caía encima o los pensamientos te jugaban una mala pasada. Pero ya lo decías tu  ‘’ perderse entre la gente e invitarme a una napolitana en la Mallorquina’’; uno de tus grandes lemas.

Para ti, que cuando  se te cayó el primer mechón, te compraste millones de pañuelos de todos los colores, colocándotelos de todas las maneras posibles. Por sonreír  a todo el mundo que te preguntaba y  te compadecía. Por hacer de psicóloga en esas horrendas salas de hospital al resto de personas que no tenía aquella fuerza.

Para ti, por el esfuerzo que hiciste ese verano para que la familia estuviese junta, por disfrutar del mar, por celebrar cada sesión menos y en especial por hacer que una enfermedad tan horrible sea incluso más llevadera a tu lado.

Pronunciar tu nombre es pronunciarlo con admiración, mujer de las mil batallas.

Muchísimo animo a todas las personas que estén pasando por lo mismo, con fuerza , se puede.

                                                                                  Una hija orgullosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s