(En)sueños

Explorando el deseo de habitar otras tierras, el gato cogió su auto y partió al ritmo de la aventura. Asustado al principio, quizás algo oxidado, pero finalmente brioso por comenzar su nueva vida.

– ¿Qué hace el gato? – pregunta inquieta.

– Soñar, supongo – dice pasivo sin levantar la mirada del ordenador.

– Ójala todo fuera tan sencillo – dice rascándole el abdomen al gato. Sus quimeras nunca se cumplieron, se evaporaron como el agua que cuece la pasta en este mismo instante y se esfumaron como el humo que tropieza con las aspas del ventilador.

– ¿Qué decías?

– Nada – esconde su cabeza junto a la del gato y besa con sus lágrimas su pelo azabache.

 

La vida no cambia, si no lo deseas. Ella intenta sumergirse en los sueños de otro sin querer ver los suyos.

 

www.elcascabelalgato.blogspot.com.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s