Te di mi tiempo

Te di mi tiempo, aun sabiendo que no se devuelve,

pensé de alguna manera lo valorarías más,  ¡que idiota!.

 

sigo a tu lado disfrutando de los segundos,

esos que pasan rápidos cuando sonrío,

pero lentos cuando vienen los recuerdos.

 

Y me pregunto ¿si quererte tanto es la penitencia que he de pagar en esta vida?,

porque de ser así, sería un placer pagarla,

pues tu amor aunque poco me llena.

 

Pero el tiempo no perdona

y se lleva aquello donde sonreí

y me deja con el sabor amargo de mi partida.

 

Las manecillas del reloj me gritan que el tiempo se agota,

se agota para mí, porque no tengo fuerzas para luchar,

porque me canse de ser la comprensiva,

me canse de escuchar decirme que me quieres sin actuar,

me canse de callar, cuando quiero gritar.

 

Sí, el tiempo se agota para mí,

yo que invertí en la bolsa de tu vida,

yo que gaste mis te quieros en ti,

el tiempo se agota y no sé qué hacer,

si correr a decirte que aun en ruinas te quiero

o marcharme sin dejarte un solo recuerdo.

 

El tiempo se agota y no hay paciencia que me tranquilice,

porque aun con ilusiones en mi alma,

el tic tac del reloj me dice que no harás nada.

 

Así que antes que el tiempo se agote,

te diré, que cuando quieras te espero,

para que inviertas tu tiempo en mí

y me des esas horas que he perdido pensando en ti.

 

Invierte tu tiempo en mí, yo sabré manejarlo y llevarlo al alza.

 

 

Juliana González Gómez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s