Más allá de la M-30

Precio, espacio, localización. Hay que priorizar porque ya no existe una opción que cubra todas las necesidades.

Venimos a Madrid buscando trabajo, formación universitaria, nuevas oportunidades. Nos encontramos con una dificultad añadida al hecho de salir de nuestras ciudades, incluso cambiar de país. Alquilar un piso o habitación se convierte en una carrera de obstáculos en la que siempre gana el arrendador.

La elección es muy “sencilla”: o un zulo medianamente bien localizado o algo decente más allá de la M-30. ¿El precio? Siempre desorbitado.

En los últimos cuatro años el alquiler en Madrid ha subido de media un 27%. Si los salarios y las ayudas hubieran subido de la misma manera, este dato no sería relevante, la realidad es que la burbuja inmobiliaria ahoga a trabajadores, estudiantes y familias día tras día.

El efecto cascada está desbordando la ciudad. La oferta supera la demanda, las plataformas de alquiler turístico desplazan a los ciudadanos, los precios abusivos no tienen límites.

Preguntémosles a los propietarios si ellos estarían dispuestos a pagar la cantidad que piden por lo que ofrecen, cuánto tienen pensado apretar, cuándo dejaran de exprimir lo que ya no tiene más.

¿Cuánto es suficiente?

Ana C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s