Indefensión aprendida: cuando resignarse es la única opción

Se conoce como desamparo aprendido o indefensión aprendida a la respuesta de inhibición que cualquier ser humano lleva a cabo cuando las situaciones aversivas, de dolor, sufrimiento, vejación o tortura a las que está expuesto de forma intermitente se perciben como inevitables. De ese modo, en el momento en que cualquier esfuerzo por evitarlas o huir resulta en vano, se termina desarrollando una postura de resignación que terminará creando en quien la padece un estilo de afrontamiento “pasivo” con el que responderá en el futuro por haberlo asimilado profundamente.

Martin Seligman y sus colegas fueron los primeros en definir este fenómeno que observaron al estudiar el comportamiento de animales en los años 70. Durante unos días, Seligman se encargó de suministrar descargas eléctricas con intervalos variables y aleatorios con el fin de que no pudieran predecir el patrón de las mismas a dos perros colgados en unos arneses en su laboratorio. Las descargas eran idénticas para ambos, pero uno de ellos podía evitarlas pulsando con su hocico una palanca, mientras que el otro no disponía de este mecanismo, de modo que recibía la electricidad hasta que el otro perro pulsaba el botón.

Tras una serie de ensayos para que el primer perro aprendiera a evitar las descargas y el segundo se resignara a sufrirlas sin poder hacer nada, pasaron a los animales a otras jaulas que tenían dos compartimentos: uno electrificado y otro sin electrificar. Si el perro quería evitar descargas simplemente tenía que saltar al compartimento que no tenía electricidad. El perro que en la primera parte del experimento podía frenar las descargas con su hocico, lo hacía perfectamente. El otro perro, que había aprendido que, hiciera lo que hiciera, no podía evitar las descargas que se producían sin regularidad y sin explicación alguna, al final acababa aceptando la electricidad con resignación.

Por una parte, ante estos resultados, Seligman descubrió que la respuesta de los animales no era totalmente pasiva, ya que tumbandose sobre sus excrementos minimizaba el dolor y al situarse en una parte concreta de la jaula percibían menor cantidad de descargas eléctricas. Por otra parte, cuando enseñaban a los perros con ensayos repetidos que podían escapar de la jaula, la respuesta de indefensión aprendida, su resignación, la inhibición de conducta, desapareció.

Gracias a este descubrimiento, los psicólogos han extrapolado los hallazgos al ser humano y han ido dando respuesta a por qué alguien que está afectado por una situación no puede salir de ella tan fácilmente. Esto se debe a que no sólo afecta a nivel motivacional, emocional y cognitivo, sino incluso a nivel fisiológico. Es decir, no es suficiente con tomar la decisión consciente de romper con el bucle, sino que dicha persona debe emprender una serie de acciones para desaprender la forma en que su cuerpo y mente procesan la situación aversiva. Así pues, es una respuesta que se va desarrollando gradualmente, la cual consume tanto física como psicológicamente a quienes la padecen.

Remontándonos a hechos ocurridos recientemente, los ejemplos más claros los podemos encontrar en las mujeres que sufren violencia de género en su relación o aquellas que son violadas a manos de uno o más hombres. La situación de desamparo de las mujeres no sólo se da a nivel individual, sino que a nivel colectivo existe una resignación aprendida a que, hagamos lo que hagamos, vamos a seguir sufriendo, muriendo. Y lo seguiremos haciendo si las personas responsables de nuestra seguridad no sólo nos juzgan sin entender realmente nuestra posición y la raíz del problema, sino sin tener un conocimiento de todos estos mecanismos de respuesta que se pueden dar que, además de ser pruebas irrefutables, dejan de poner el foco en nosotras.

Aida C. Sáez

@aidabloon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s