No hay prisa

“No hay prisa”, me dicen. El tiempo no existe, las horas son gotas que caen sin un ritmo claro y secuencial. No entiendo el momento, ¿ahora o eterno? ¿Lo voy a olvidar?

Agujas que giran marcan sin motivo instantes andar. Caminan sin rumbo, ocurren perdidos, no quieren zarpar. Somos mártires del presente, “vive el momento”, esclavos o gente que no puede soñar. “Trabaja, escribe, aprende, estudia, quiere, come, descansa”; ¿eso es “vive”?

Un hombre en la calle me mira, me sigue. No tiene rutinas y, no las persigue. Sombrero modesto, esconde mirada, profunda, honesta y, de repente, habla. “¿Sabes lo que quieres? “Mis pies ya no alcanzan la inercia del paso, me quedo pensante, sonrío elegante. “No tengo ni idea” “Pues sueña en el arte, nunca fue presente, escapó de la jaula y buscó un amante: lo desconocido, el futuro de un alma que mira el futuro de un desafiante.”

Y se va, con su bastón y yo llena de emoción, me pierdo en las entrañas de mis pensamientos. Se cuece un destino, sin tiempo, sin inicio, sin final. Solo es ausente y presente en el presente, pero relajadamente, sin miedo de ser o de dejar de existir en algún momento escondido del porvenir. Los relojes me parecen ahora estúpidos, su esencia se desvanece en el cielo azul de verano. Nunca un pasar fue tan intenso. Pasa, pasa, pasa. El tiempo pasa y yo con él. Pero pasa a mi manera y no a la suya, porque él no tiene ninguna. Creo que empiezo a comprender lo que aquel maestro intentaba transmitirme, aunque hablaba también de arte. ARTE, la palabra más bonita del mundo es más compleja de lo que muchos creen. Arte es huir para encontrar y, algunos no vuelven. Este estado atemporal anticipado al presente es difícil de entender, pero una vez has llegado, te das cuenta que no existe felicidad más verdadera y profunda que la que este te regala. Nunca fue fácil de definir, aunque hay una regla que todo artista debe conocer: nunca llegarás a él si no pierdes el miedo a olvidar el tiempo.

El tiempo no existe, las horas son gotas que caen sin un ritmo claro y secuencial. No entiendo el momento, ¿ahora o eterno? No lo voy a olvidar.

Teresa Jordà Baleri

Anuncios

2 comentarios en “No hay prisa”

  1. Muy bonita sinestesia, la asociación y el uso exquisito de la puntuación. La prosa poética está bien hecha. A veces pecas de demasiada rima para mi gusto. Recomendaría utilizar otros métodos para dar musicalidad y cohesión.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s