La salud del medio ambiente

Esta semana se celebra el día mundial del medio ambiente, por lo que en este artículo vamos a analizar cómo el contexto en el que vivimos está íntimamente relacionado con nuestra salud mental.

En la mayoría de las ocasiones cuando nuestra salud empeora buscamos una única causa como responsable de lo que nos sucede. Sin embargo, existen diferentes estudios y teorías que demuestran que nuestra salud depende de múltiples factores, superando el reduccionismo biológico predominante en nuestra sociedad.

“La salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad(OMS, 1946).

En los años 70 un médico-sociólogo llamado Aaron Antonovsky revolucionó el campo de la medicina al desarrollar las bases del modelo de la salutogénesis (génesis de la salud). Este modelo surgió fruto de su trabajo con mujeres judías que habían estado en campos de concentración al compararlas con un grupo de mujeres que no habían vivido en ese contexto. Antonovsky descubrió que a pesar de dichas experiencias traumáticas algunas de ellas presentaban una buena salud mental.  ¿Cómo era posible?

La respuesta de Antonovsky fue la siguiente: los factores estresantes no tienen por qué ser negativos sino que pueden tener consecuencias saludables y beneficiosas en función de la capacidad de la persona para resolverlos.

A partir de este modelo se desarrolló la teoría de los activos para la salud, esta teoría se centra en analizar los factores o recursos que potencian la capacidad de los individuos, de las comunidades y poblaciones para mantener su salud y bienestar psicológico. Los activos para la salud pueden ser de tipo individual, familiar o ambiental como elementos protectores ante situaciones de estrés.

Dentro de los recursos individuales estaría lo que hoy en día se conoce como resiliencia, este término hace referencia a la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias perjudiciales, también se incluiría la autoestima o el optimismo, además de los apoyos sociales y familiares.

Pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los activos de tipo ambiental; en un estudio reciente se compararon dos barrios diferentes de Madrid, uno de ellos situado en las afueras y otro en el centro de la ciudad. Se observó que los indicadores de salud tanto mental como física eran mejores en el barrio de las afueras. Pero, ¿a qué se debían estas diferencias? El hecho de vivir más alejado de la ciudad aumentaba la disponibilidad de zonas verdes lo que incrementaba la posibilidad de practicar deporte (relajante natural) además de menos ruido y contaminación lo que se asociaba con menores niveles de estrés y una mejor salud mental.

Este es uno de muchos ejemplos que reflejan cómo el ambiente en que vivimos está muy relacionado con nuestra salud, para ganar control sobre ella y tener una buena calidad de vida el primer paso es ser conscientes de los activos  que nos rodean. No todo depende de la biología, incluso nuestras experiencias vitales y la ciudad donde vivimos nos proporcionan recursos que nos ayudan a afrontar las adversidades y el día a día.

Clara Martínez

Anuncios

5 comentarios en “La salud del medio ambiente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s