La importancia del vínculo: tipos de apego

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué os comportáis como lo hacéis? Por qué sois tan fríos o tan cercanos con los demás, por qué os cuesta tanto abriros o, por el contrario, tenéis tanta facilidad para expresar vuestras emociones y sentimientos, por qué desconfiáis del resto de personas o por qué, cuando discutís con alguien, pensáis automáticamente que ya no os quieren o que os van a dejar de lado… Nuestra manera de ser está configurada tanto por la biología, como por las experiencias y el entorno en el que nos desarrollemos. En esta ocasión vamos a centrarnos en los primeros años de vida y en cómo el vínculo que establezcamos con nuestros cuidadores tiene una gran relevancia en la configuración de nuestra personalidad.

Está claro que el ser humano es un ser social y que necesitamos del resto de personas. Ya desde que somos bebés buscamos la proximidad con nuestros cuidadores y la comunicación con ellos. Esto sucede gracias al sistema de apego, el cual, en el nivel evolutivo más básico, mejora las oportunidades de supervivencia del bebé. Estas primeras interacciones ya son importantes y marcan la base a partir de la cual aprenderemos a relacionarnos con el mundo.

El apego se entiende como una vinculación afectiva, y fue en 1930 cuando John Bowlby hizo eco de la importancia del apego en el niño respecto a sus cuidadores. Sus ideas cambiaron la forma en que los niños eran tratados en hospitales y orfanatos, disminuyéndose el número de cuidadores por infante, lo cual favorecía la vinculación afectiva. A partir de los estudios de este autor, Mary Ainsworth describió tres tipos de apego: seguro, evitativo y ambivalente. Mary Main añadió un cuarto tipo: el apego desorganizado.

El apego seguro se da cuando los niños tienen experiencias repetidas de conexión, comprensión y protección por parte de sus cuidadores, especialmente en los momentos de mayor necesidad emocional. Esta comunicación idílica no se dará en todas las situaciones, hablamos siempre de tendencias generales.

Cuando los cuidadores no responden ante las necesidades emocionales del niño (cuidadores distantes, cansados, sumidos en sus propios problemas personales), éste se tratará de adaptar a la situación eludiendo la proximidad y la conexión emocional con sus cuidadores. En este caso estaríamos ante un apego inseguro-evitativo, en el cual el cuidador no entiende lo que le pasa al niño, no responde acorde a sus necesidades y, por tanto, éste aprenderá que sus necesidades no van a ser cubiertas.

En el apego inseguro-ambivalente el niño percibe que la disponibilidad y la comunicación con sus cuidadores es inconsistente, no puede confiar en que vayan a estar cuando los necesite y esto genera sentimientos de ansiedad e inseguridad respecto a sus figuras de apego.

En los entornos donde existe una violencia verbal o física nos encontraríamos con un apego desorganizado. El niño en situación de peligro, miedo o angustia queda bloqueado porque siente el impulso de dirigirse, en busca de protección, a la persona que trata de evitar porque le infunde temor.

El sistema de apego de cada persona no responde a un único tipo o estilo, más bien nuestro apego está formado por una mezcla de varios de los tipos expuestos anteriormente, habiendo unos más presentes que otros. La relación con nuestros cuidadores puede marcar cómo nos relacionemos con el mundo, pero eso no significa que, en caso de tener un apego inseguro o desorganizado como tendencia general, no podamos aprender a relacionarnos de una manera sana con nuestro entorno. Lo más importante, al final, es explorar por qué nos sentimos como lo hacemos. Si con cada discusión con una amiga, amigo o pareja siento que esa persona me va a dejar de lado, a dejar de querer o va a pensar que no valgo la pena… Sería buena idea tratar de responder a la pregunta “¿de dónde vienen todos estos miedos?”.

Belén Macía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s