Anímame la semana – Parte II

Hace unas semanas os traje el primero de los artículos dedicados al mundo del anime con tres grandes: Boku no Hero, Mob Psycho y Haikyuu!

Esta vez, el tema va a ser más unificado pudiendo comentar tres de ellos que se centran un poco más en la temática de la aventura, pero desde un punto de vista más adulto.

El primero de ellos es Hunter X Hunter, un anime basado en las aventuras de Gon Freecs, un pequeño niño que sueña con convertirse en Hunter, profesión por la cual su padre le abandonó siendo prácticamente un recién nacido.

Lo más impresionante de esta historia, es cómo todo evoluciona y va cambiando ante una simple puesta en escena. Aunque puede ser un inicio con tintes un tanto infantiles, no tiene nada que ver con lo que nos ofrecerá en los capítulos posteriores.

Al igual que en animes como One Piece, Hunter X Hunter se desarrolla en un inmenso mundo lleno de posibilidades. Se vive en una especie de era moderna y tecnológica en la que se convive con el estilo más clásico de lucha, comercio y sociedad. Siguen las espadas, los mercados tradicionales y las artes marciales como modo de vida para muchos, pero también mafias, mercados negros de comercio y ciudades llenas de rascacielos.

Toda la historia gira en torno a los Hunters, una especie de guerreros que se mueven por el mundo, explorando, combatiendo y realizando hazañas de lo más impresionantes (tanto para bien como para mal). Desde la entrada al examen Hunter, todo va hacia arriba, la calidad no hace más que aumentar y vamos descubriendo cada aspecto del mundo que nos rodea con mucho detalle y sin demasiado relleno, algo que suelen tener algunos animes y que puede llegar a ser innecesario.

Para no contar más detalles, que siempre me gusta que me recomienden sin destripar, dejaré el hecho de que se trata de uno de los animes más impresionantes que he tenido el placer de ver y la saga de las hormigas quimera constituye un antes y un después en cuanto a tramas escritas.

El siguiente es una adaptación del ya conocido manga Full Metal Alchemist de Hiromu Arakawa. Una primera versión se realizó en 2003 con un final alternativo al que se tenía en mente ya que el manga aún estaba sin terminar. Interesante de ver por las opiniones que he podido recoger, pero por lo general se recomienda la versión que traigo: Fullmetal Alchemist: Brotherhood.

Otro mundo de fantasía y magia en el que los hermanos Alphonse y Edward Elric sufren la temprana pérdida de su madre y deciden traerla de vuelta mediante el uso de la alquimia. Cómo bien se nos narra en los primeros capítulos, la cosa no sale bien y sufren un duro castigo por intentarlo.

Aquí el desarrollo de los personajes hace que entremos con muchas ganas en la historia. Vamos viendo que algo no funciona poco a poco en el país en el que los dos hermanos viven y la trama no hace más que sorprender con cada capítulo. En su lucha por recuperar lo que pierden, vamos conociendo a todo un arsenal de personas implicadas en la trama y todas ellas tienen si importancia en la historia. Nada ni nadie está ahí por casualidad.

Uno de los aspectos que más me han gustado es el del papel de los personajes femeninos. Son el núcleo de todo y es algo que me ha enamorado aún mas de este anime. Cómo muchos sabréis, en numerosos animes el personaje femenino, por desgracia, está brutalmente cosificado y sexualizado hasta un punto que llega a cabrear. En esta ocasión, se trata de la excepción y brindo por ello. Todas ellas son brillantes en cuanto a personalidad, son el eje de muchos de las historias, de las motivaciones de cada uno de los protagonistas y son las que mandan, y si no, que le pregunten a Olivier Armstrong.

Cumple en cada uno de sus capítulos en cuanto a ritmo de historia, falta de rellenos absurdos y calidad de dibujos en peleas, paisajes y diseño de personajes. Otra historia de obligado visionado que se puede disfrutar de principio a fin.

El último de ellos es un anime un tanto reciente, producto de Netflix y el manga de Nakaba Suzuki. The Seven Deadly Sins nos traslada a un mundo medieval gobernado por caballeros, princesas, demonios y demás seres mágicos. Aunque el foco de todo se fija en siete personas que representan cada uno de los pecados capitales. Ellos son el centro de todo lo que ocurre en esta tierra en conflicto con la magia y las artes oscuras. Aunque solo he podido ver la primera temporada, debo asumir que engancha con mucha facilidad.

Lo único negativo que he podido encontrar por el momento es la cosificación femenina, excesiva en la mayor parte de la presentación de todos los personajes femeninos de la serie.

El mundo de las aventuras nos hace evadirnos de nuestra realidad de muchas formas, ya sea con una historia sobre piratas que surcan los mares, un mundo medieval lleno de peligros o la alquimia y los secretos que esconde tras la puerta de la verdad.

Estas historias nos dan toques de originalidad, ilusión por ver más allá y volver a sentir esa sensación de sentir algo nuevo en nosotros. Aunque sean en un mundo ficticio, siempre tienen reflejos de todos nosotros y tarde o temprano nos vemos en ellos. Así que os animo a encontraros.

Volveremos más adelante con más historias.

Bienve Fajardo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s