Música rusa para la ciudad de Madrid

 

Lleno absoluto en la Plaza Mayor de Madrid para recibir al Coro Nacional de España

 

Foto fuente veranos de la villa instagram.png

 

Un año más, durante estos meses de calor, llega a Madrid Los veranos de la Villa, un programa repleto de ofertas musicales y escénicas repartidas por toda la ciudad. La mayor parte de la oferta es gratuita hasta completar aforo y los madrileños y madrileñas nos ponemos a hacer cola para poder apreciar conciertos de gran calidad para todo tipo de gustos.

El miércoles 11 de julio, con la fachada de la Panadería de la Plaza Mayor como fondo emblemático, pudimos escuchar al Coro de la Orquesta y Coro Nacionales de España interpretar un programa dedicado a la música rusa de la segunda mitad del siglo XIX y primera mitad del XX.

Ya de primeras cabe destacar la elección del repertorio, huyendo de los típicos clásicos corales conocidos por el gran público (todos pensamos automáticamente en el O fortuna de Carmina Burana). En lugar de apostar por lo seguro, y también lo menos arriesgado, se nos presentan tres grandes clásicos como son Borodin, Stravinski y Prokofiev. Las obras estaban arregladas para coro mixto, pianos y percusión.

La amplificación del sonido del coro, comprensible para compensar la acústica de una plaza al aire libre, no restaba mérito al volumen y cuerpo del Coro Nacional que sobrecogía en las melodías de las Danzas polovtsianas de Borodin interpretando los solos de oboe y los grandes tutti de la versión original para orquesta sinfónica. La obra del nacionalista del grupo de Los Cinco servía como muestra de la potencia y empaste del coro, y además mostraba el inicio de un viaje por un siglo de música donde las diferencias entre estilos son totalmente contrastantes. Os dejamos aquí una interpretación sobrecogedora de las Danzas dirigidas por el maestro Dudamel (ahora, avisamos de que el solo de oboe de la introducción y retomado después por la orquesta se os va a quedar grabado todo el día).

Avanzando cronológicamente nos presentan una versión de Achilleas Wastor de El pájaro de fuego de Stravinski para dos pianos. Pese a mi escepticismo sobre el arreglo resultó ser una adaptación muy bella manteniendo los contrastes muy marcados. Los pianistas Sebastián Mariné y Andrey  Yaroshinsky lo interpretaron sin director con la exigencia de compenetración que eso conlleva en los cambios de intensidades y ritmos totalmente bruscos. Las atmósferas creadas en la Berceuse fueron muy cuidadas y ensalzadas.

Si pensáis que no conocéis la obra pero crecisteis viendo Fantasía 2000 aquí os dejamos un concierto de la Youtube Symphony Orchestra (si, resulta que Youtube tiene una orquesta) que os hará volver a vuestra infancia.

Para acabar el concierto por todo lo alto llegó la música de cine, y es que Prokofiev, compositor de obras tan conocidas como Pedro y el Lobo, creada para el Teatro Central Infantil de Moscú, también trabajó con el aclamado director de cine soviético Serguéi Eisenstein (El acorazado Potemkin) en la música de la cinta Alexander Nevsky. En esta versión de Miguel Á. García Cañamero para coro mixto, cuatro pianos y percusión las voces de los hombres del coro protagonizan una obra llena de profundidad y heroísmo. Las melodías, comprensibles para llegar y conmover al gran público soviético, pero llenas de sentimiento y belleza, pasaban por las mezzosopranos, los tenores, barítonos y bajos. La percusión, ejecutada por Juanjo Guillén y Rafael Gálvez y otros seis percusionistas invitados, creaba una ambientación perfecta para la obra. La solista Maria Luisa Corbacho ofreció un solo de mezzo con una interpretación sentida y sobrecogedora. El final apoteósico se logró con apenas instrumentación gracias una vez más a la potencia del coro, que consiguió levantar al público de la plaza.

Aquí os dejamos una versión sinfónica de la Filarmónica de San Petesburgo para que apreciéis la potencia coral de la obra.

La programación de Los Veranos de la Villa lleva la música clásica a los escenarios al aire libre de Madrid, y acerca este estilo a personas de todo tipo, popularizando la música con repertorios accesibles y llamativos. Las próximas fechas a señalar dentro del programa son el 8 de agosto con Terry y Gyan Riley, y el 31 de agosto con el Cuarteto Casals, entre otras muchas.

 

Candela Fernández-Silgado Gil

@veranosdelavilla_madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s