Ladrón del tiempo

Cómo llegué hasta él, yo no lo recuerdo. Sólo puedo decir que el hecho de haber sido “best seller” retumbaba en mi cabeza. Mi profe del secundario nos decía una y otra vez que estaban escritos para llamar la atención de la gente con lenguaje claro y entendible, y que tarde o temprano morirían en la memoria y en el tiempo por no tener de dónde sostenerse. Pero debo decir, que este libro me sorprendió muchísimo.
Español y licenciado en geografía e historia con especialización en historia antigua y medieval, Alfonso Mateo Sagasta nos presenta un Madrid del año 1617. La historia comienza diez años después de que Francisco Robles publicara “el ingenioso don Quijote de la Mancha”, una novela exitosa de Miguel de Cervantes. Pero poco después, Alonso Fernández de Avellaneda, desconocido del mundo literario publica una segunda parte de aquella historia sin permiso del autor y editor originales. Robles, el editor, frustrado y furioso por pensar que se trata de un robo que va a generar menos entradas sumado a los insultos hacia el autor original encarga a Isidoro Montemayor, hidalgo, gacetillero, corrector de pruebas de imprenta y tahúr, que averigüe quién se oculta tras el seudónimo.
Lo mejor del libro, además de la descripción de la época con pelos, señales y hasta olores, es el lenguaje que se utiliza. El español tiene muchísimo potencial que no sabemos aprovechar por utilizar modismos o palabras que parecen quitarle la esencia al idioma. Este libro, es como una cucharada del buen habla en cada una de las páginas que se leen.
Alfonso Mateo Sagasta creó un libro con la dosis justa de misterio con pizcas de comedia y anécdotas de la época, dando vida y voz a muchos personajes memorables así como regalar más de una metáfora o frase que deberían usarse mucho más seguido. Los personajes son sólidos y arraigados en un contexto de juegos de azar y garitos de mala muerte. Por agregar, te mantiene en vilo en varias situaciones con las ganas suficientes de querer seguir con la lectura.
Para los que se queden con ganas de más, debería decirles, que estamos ante una trilogía de ingenio.
Como el libro dice: “Hacen mal en desdeñar el placer que produce desvelar lo oculto, buscar y encontrar, aprender a ver”.

Cielo Ven

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s