Hola, me llamo filosofía y soy inútil

Para empezar una sección que trate de Filosofía se debe exigir una presentación. Porque la Filosofía es en sí una duda constante frente a la respuesta pasajera; lo primero que hace la Filosofía es preguntarse por sí misma.
¿Qué es la Filosofía?
Y puesto que es algo que muchos se preguntarán y que dentro de este ámbito no para de formularse, es un buen punto inicial.
Últimamente se confunde el absolutismo con la plenitud. El eterno retorno nietzscheano del que ya hablaremos sería la más aplastante derrota. En el mundo de ahora los principios se siguen como verdades inquebrantables: que nadie se salga del hilo rojo invisible que marca ya no el destino sino la rutina, si es que acaso no se han convertido en lo mismo.
Se puede decir que cada coordenada que forma parte de la Tierra está transcrita en economías y tiene dueño. Hay potencias grandes las cuales se creen dueñas de un mundo fabricado sobre números en etnias llenas de prejuicios. Se está creando un mundo, más libre y también más de mentira.
La supuesta evidencia fue el punto de partida para crear la estructura que ahora nos gobierna.
Y sin embargo, la Filosofía ofrece el ejercicio incesante de la búsqueda, más que el establecimiento de resoluciones, y así desenmascara la realidad en la que estamos inmersos, realidad de poderes, de intereses, que creemos verdadera. Contamina las verdades, puesto que en toda verdad hay supuestos.
La Filosofía es inútil. Tenlo claro, nunca lo olvides.
La Filosofía es un saber inútil. ¿A quién sirve que todo sirva? ¿De quiénes son los dogmas?
La cuestión es, llegando a este punto, por qué solo lo que es útil sirve. Útil significa que da una respuesta clara, concisa y rápida, que puede ser replanteada, que puede ser hasta compleja, pero al fin y al cabo una respuesta, siempre una respuesta. Pero, ¿qué ocurre con las preguntas?
Hablemos poniendo en duda nuestro propio lenguaje, seamos sin ser, no aceptemos sin más la historia contada por hombres aristócratas o clérigos occidentales, asociemos antes que nada que somos personas, empleemos la mortal cura moral, relativicemos cada vez que surja un problema de cualquier tipo. Vivir no es un error, mira, siente, comprende.
La Filosofía es el arte de la descivilización.

Andrea Díez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s