La importancia de la Divulgación Científica

Me da mucha pena que con la cantidad de información que hay siga habiendo gente que reniegue de evidencias científicas. Pero es que, en un mar de mentiras, es difícil encontrar la verdad. Por un lado, nos vemos siempre acribillados por una sobreinformación de la que solemos asimilar, únicamente, la que más se ajusta a nuestro interés. Así es la mayoría del género humano. Por otro lado, parece que la verdad está envuelta en ‘’un misticismo’’ reservado a unos pocos eruditos.

Parece que exponer tus dudas se ha vuelto una manera de mostrar una debilidad personal, y por eso buscamos respuestas rápidas (verdades o no), que nos resuelvan o cubran esas incertidumbres. De igual manera parece que es incluso más fácil exponer hechos sin unas bases previas que garanticen el valor de dichos hechos. Aceptando como dogmas para nuestra vida afirmaciones que pueden, incluso, llegar a poner en riesgo nuestra salud.

Como contramedida para estos hechos no constados adecuadamente, aparece una corriente de información que permite acercar las mas altas esferas del pensamiento humano a la mayoría de la sociedad. De una forma distinta de la conocida ‘’educación formal’’, aparece la divulgación científica. Esta forma de informar, apoyada en evidencias científicas (experimentación, discusiones y un amplio etc.) garantizan obtener, de una manera simplificada, conocimientos y valores que, a su vez, permitiría tener una visión del mundo más próxima a la realidad.

Al contrario que la educación formal, la divulgación no pretende un aprendizaje por parte del público, más bien, su intención es crear un interés. Generando así, que más gente se interese por la ciencia e incluso lleguen a practicarla. La amplia variedad de temas que trata la divulgación científica va desde los más recónditos huecos del universo conocido, hasta las más ínfimas partículas que forman nuestro mundo, pasando por todo aquello que afecta a nuestra vida cotidiana.

Como se suele decir ‘’el conocimiento no ocupa lugar’’ (en realidad si ocupa, pero son asuntos del hipocampo), dando a entender que adquirir conocimientos es algo positivo para nuestra vida diaria. Pueden llevarnos a entender más el mundo que nos rodea, prevenirnos en temas de salud e incluso mantener distendidas conversaciones con la gente de nuestro alrededor. La divulgación científica, nos permite afianzar conocimientos y hacerlos nuestros. Aprender es aprehender. Dotándonos así de bases que impidan que la ignorancia cubra con el miedo las cosas que nos acontecen, ya que entender lo que nos rodea nos aportará de herramientas que nos facilitarían las dificultades cotidianas.

Pablo Rubens

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s