Te he visto pasar por mi puerta…

Te he visto pasar por mi puerta

como rocío adentrándose

en seca tierra, te he visto pasar.

Te he visto pasar por mi puerta

acechando a mis suertes

no una, ni dos: muchas veces más.

 

Te he visto pasar por mi puerta,

como muchacha indefensa

con tu negro velo y sonrisa triunfal.

Te he visto pasar tan despierta;

como sueño inquietante,

niña, te he visto pasar.

 

Acechante, niña, me vigilas

lo sé. A través de la madera

oigo tu paso, tu tierno esperar.

Ansías, niña, desde tu vigilia,

adormeciendo mis muslos, mis piernas,

como al náufrago adormece el mar.

 

Me buscas, en la puerta raída,

inhalando suspiros de otras puertas,

bajo el velo negro y su blanca oscuridad.

Y aún en el despertar de cada día,

siento como la sonrisa de tu hoz,

dejó anoche su eco, por mi puerta al pasar.   

 

Juan Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s